Crítica

Sin pedanterías

Alguien te está mirando - Afiche

Alguien te está mirando (1988)

Estreno:
 3 de noviembre de 1988

Lo mejor y lo peor que puede decirse de esta película es que carece de las pretensiones intelectualosas de tanta ópera prima del pasado reciente. El debut en el largometraje de Gustavo Cova y Horacio Maldonado es una mezcla de terror y ciencia ficción –en escalas modestas- con el sexo y los desnudos del producto más comercial. No está mal filmada (por lo menos la fotografía no es azulada ni el maquillaje de los intérpretes parece de difuntos) y no se precisa de un traductor ni subtítulos para entender lo que allí sucede. Es la vieja historia de un grupo de jóvenes de ambos géneros –digamos- o sea tres ellas y dos ellos, lo que indica que serán los segundos quienes lo pasarán mejor. Van a una solitaria casa de las afueras con la idea de gozar y en principio lo hacen: sólo que el quinteto está condicionado como conejillo de pruebas de unos científicos norteamericanos que les han inyectado una droga. El resto, ¿serán alucinaciones, sueños o realidad? En suma, que no importa demasiado ya que, en el Debe, hay que anotar ciertas fallas de un guión que se reitera. Pero –insistimos- para estos muchachos Cova y Maldonado hay esperanzas y sus tics no son, en todo caso, aquellos de la insoportable pedantería.